Seres humanos

“Sí, me medico porque estoy loca; y qué.
Sí, cuando tenía quince dejé de comer; y qué.
Sí, tuve depresión; y qué.
Sí, soy bipolar; y qué.
Sí, siempre tengo hambre; y qué.
Sí, he tenido ataques de ansiedad; y qué.”

No quiero reivindicar nada, sólo normalizar los hechos. Y no me gusta nombrar, ni etiquetar.
¿Qué pasa? ¿Qué miras? ¿Qué piensas?
Son pensamientos comunes por personas corrientes.
Y se titulan como enfermedades mentales.
¿Realmente es ser distinto?
Todos tenemos nuestros problemas, nuestros quebrantamientos y dolores de cabeza.
Somos imperfectos y, además, humanos.

Publicidad y marketing

Buenas tardes a todos;

En la parte superior de mi blog, en el menú, hay una pestaña llamada “Marketing” donde si entráis os aparecerá una página web sobre nuevos productos que aparecen en el mercado de Amazon o recomendaciones hechas por mí.

Dentro de esta página http://webofbusiness.wordpress.com hay distintos apartados: hogar, libros, música, papelería, ropa y accesorios y  tecnología.

En cada apartado hay una breve explicación de lo que os encontraréis. Simplemente iré colgando nuevas publicaciones para que podáis estar al día.

Lo he hecho así por dos motivos: para todos aquellos que estén interesados y para los que no. Es decir, aquellas personas que no quieran ver esta nueva sección no les va a molestar porque está apartada del Blog. Y, para todas aquellas personas que sí estén interesadas, simplemente es hacer un click.

Gracias por leerme y entender.

¡Un besazo enorme!

PD: Nos leemos.

Enamorarme

Quiero un cambio, un giro.
Ser pestaña y nube,
fuego y lágrima.
Alma con mucha alegría;
saltar a carcajada libre.
Quiero enamorarme, otra vez, de mí.

No soy persona

Arráncame de esa melancolía;
La tristeza invade mis pulmones,
respiro flores marchitas.
La monotonía me alcanza hasta aplastarme.
Hoy, no soy persona.
Ni lo fui ayer, ni lo seré mañana.
Los días pasan arrasando el suelo,
y los segundos son horas.
Llorando internamente,
paseo por las calles
-grises y oscuras-.
Y observo el cielo que me asfixia,
demasiado cerca.
-Demasiado-.

Te he echado de menos

Te he echado de menos,
en nuestro reencuentro
me apetece sentir tu tacto,
que me beses con ternura
y no hacernos la guerra
sino ser, juntos, mucha tregua.
Porque quiero sentirme querida
después de tantos segundos sin vernos.
-Una eternidad que parece no tener fin-.

Rotura

Sufriendo lo indecible por amor decidí observar mi reflejo en el espejo. A borbotones me caía el alma, oscureciéndose cuando salía al alba. Una tristeza áspera se regocijaba en mi esófago bajando hasta el estómago cada ocasión que pensaba en aquella bala que una vez fue disparada hacia mi interior.
“Ojalá fuese ceniza y no carne”.

Caída descomunal

Desde la ventana del coche observé el cielo y las hojas otoñales que se resistían a caer al suelo mientras pensaba. Imaginé cómo sería tu partida -de dolorosa-. Me preguntaste: “¿Qué pasa?” Pues que estaba triste, la melancolía empezó a apoderarse de mí. Reflexioné muchas cosas, entre todas, qué sería de nosotros. ¿Una aventura que terminaría, no por nosotros, sino por un acontecimiento radical? ¿Tenía que ser así? No pude resistirme en imaginar cómo el avión despegaba contigo allí y conmigo aquí. ¿Por qué me tuve que enamorar de ti? ¿Por qué tuve que enamorarme de un hombre que luego se irá lejos de mí?

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑